Cómo construyó su mirada el pintor - Fabián Lebenglik - Página 12 - 16/09/2014

CÓMO CONSTRUYÓ SU MIRADA EL PINTOR

La exposición en el Palais de Glace se centra en sus últimos treinta años de producción y lo primero que se impone a los ojos del visitante es la paleta chirriante, la temperatura del color, los contrastes, la figuración y  al mismo tiempo el planteo fuertemente pictórico. La pintura de Gorriarena es corpórea, apasionada en ideas y en realización, en la imagen y en la materialidad de esa imagen , tan vital y potente, que convoca siempre  al cuerpo: no sólo la figura humana es el centro de su obra, sino que el artista le ponía el cuerpo a la pintura y a la materia.

Una de las claves de la figuración y de la paleta de Gorriarena es el riesgo: las suyas siempre fueron combinaciones riesgosas.  Parte de su legado en alumnos y discípulos fue la consigna de tomar siempre riesgos, en la obra, sí ; pero no sólo en la obra

A la vibración de la pintura se suma una característica ondulación de las formas, campos de color delimitados pero a la vez deformantes, que recomponen figuras donde se juega una extraña geografía pictórica que en cada centímetro de la tela resuelve la aparente contradicción entre la figura y su disolución;  entre el campo de color y  la configuración de un motivo visual reconocible

Fabián Lebenglik,  -  Página 12 – 16/09/2014